Blog

Adolfo

A Adolfo le abandonaron en el monte. A él y toda su familia. Los guardas forestales los encontraron, pero gracias a gente compasiva, lograron que los mantuviesen con vida.

Adolfo en la plaza de toros junto a las otra cuatro cerdas vietnamitas abandonadas.
Extremadamente delgado, con sarna y un problema en su espalda. La falta de cuidados, el abandono y de atención hizo que Adolfo llegara en una pésima condición. 

Metieron a todos en la plaza de toros, y allí esperaban a encontrar un hogar, tras el trabajo de quien consiguió salvarles. Resistiendo las amenazas continuas de ir a matarles, al final consiguieron un nuevo hogar para todos.

Adolfo era el único macho. El más grande, pero a su vez el más delgado. Estaba aterrorizado y no quería estar sin su familia.

Poco a poco pudo ir perdiendo el miedo para volver a disfrutar de su vida.

El miedo que siente un cerdo aterrorizado puede helarte la sangre. Ese miedo ya no lo volverá a sentir. Mientras millones de cerdos lo sienten cada día. Adolfo, aunque sigue siendo bastante desconfiado, dejó atrás su miedo y puede sentir la libertad, el calor del sol, el amor de sus compañeros.

Adolfo es muy feliz en Wings of Heart.

¡Cambia una vida! ¡Apadrina a Adolfo hoy!

Al apadrinar a Adolfo, no sólo estás asegurando el cuidado continuo de Adolfo por el resto de su vida, sino que también nos estás ayudando a asegurar que otros animales que nos necesiten puedan ser rescatados y tener una segunda oportunidad. Como una pequeña muestra de nuestro agradecimiento, te enviaremos un certificado electrónico para reconocer tu apoyo. Si deseas apadrinar a Adolfo en nombre de otra persona, simplemente envíanos un correo electrónico a apadriname@wingsofheart.org y nos aseguraremos de que el certificado se haga a nombre de la persona que elijas.

En nombre de Adolfo y toda la familia de Wings of Heart Sanctuary, gracias.

Sponsorship Options

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website