Blog

Fermín

Fermín vivía en un pueblo de Ávila. Le habían criaron de pequeño con biberón y le dejaron como semental del rebaño. Fermín le tenía un gran cariño al pastor, sin embargo éste había cambiado de semental y no estaba dispuesto a gastar dinero en él si ya no le era productivo.

Como ya no era el semental del rebaño, el pastor decidió castrarlo mediante uno de los métodos más cruentos: ponerle una goma estranguladora en los testículos hasta que a los pocos días se le cayeron.

Una mujer del pueblo interfirió para darle una oportunidad a Fermín y que no terminara en el matadero, buscarle una tercera edad digna. Cuando nos enteramos de su historia enseguida quisimos ayudarle. Como ya no era el semental del rebaño el pastor decidió castrarle mediante uno de los métodos más cruentos: Ponerle una goma estranguladora en sus testículos hasta que a los días se le cayeron.

No sabemos muy bien qué destino le hubiera esperado a Fermín, pero una mujer del pueblo se apiadó de él y nos contactó con el fin de encontrarle un nuevo hogar en el Santuario.

Fermín llegó el 27 de octubre de 2013. Tenía aproximadamente 8 años.

Estaba tan acostumbrado a la gente que el mismo día que llegó se escapó de su cuarentena (que era muy alta) y se coló por la ventana de la cocina en la que estábamos reunidos. Nos quedamos demasiado sorprendidos, pero nos enamoró.

Una de las pasiones de Fermín:la siesta.

Ya han pasado 4 años y se ha ganado a toda la gente que ha venido al Santuario. Es muy simpático con todas las personas y siempre intenta captar la atención, buscar cariño y darlo.

Fermín sabe abrir las puertas del almacén y la de la casa. Sabe cuándo has venido con la compra, cuándo te has olvidado un cubo con comida…
Está rellenito porque no para de robar comida y, en teoría, está a dieta, pero los únicos que estamos adelgazando somos nosotros de correr de un sitio para otro detrás de él.

Fermín, pillado in fraganti.

 

¡Es tan cariñoso y adorable que es imposible no querer a Fermín!

¿Aún piensas que los animales no tienen emociones?

¿Aún piensas que los animales "de granja" son tontos? ¿Qué no son agradecidos?Mira como reaccionan una cabra y una oca con su cuidadora que les salvó del matadero.Fermín es una cabra de 11 años que iban a enviar al matadero en su tercera edad porque se había hecho mayor y no podían explotarle como semental.Parchís es una oca como las millones de ocas que son asesinadas cada año para convertirlas en foie gras.Los dos viven felices y a salvo en Santuario Wings of Heart¿Nos ayudas a salvar vidas?► Hazte socio-colaborador desde 6€ mes > http://wingsofheart.org/hazte-socio-colaborador► Por tan solo 1€/mes haz Teaming > www.teaming.net/wingsofheartsanctuary► Haz un donativo por cuenta o Paypal (Internacional) > http://wingsofheart.org/haz-un-donativo

Publicado por Santuario Wings of Heart en viernes, 14 de abril de 2017

 

Fermín es, sin duda alguna, uno de los habitantes más felices de Wings of Heart. Es, además, un gran relaciones públicas. Es amigo de todos sus compañeros y adora la compañía de las personas.

Edu y Fermín, buenos amigos.

¡Cambia una vida! ¡Apadrina a Fermín hoy!

Al apadrinar a Fermín, no sólo estás asegurando su cuidado continuo por el resto de su vida, sino que también nos estás ayudando a asegurar que otros animales que nos necesiten puedan ser rescatados y tener una segunda oportunidad. Como una pequeña muestra de nuestro agradecimiento, te enviaremos un certificado electrónico para reconocer tu apoyo. Si deseas apadrinar a Fermín en nombre de otra persona, simplemente envíanos un correo electrónico a apadriname@wingsofheart.org y nos aseguraremos de que el certificado se haga a nombre de la persona que elijas.

En nombre de Fermín y de toda la familia del santuario Wings of Heart, gracias.

Opciones:

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website