Blog

Julieta

Julieta vivía en una explotación cercana. Ella sufría una grave mastitis que se iba agravando a la vista de todos nosotros. Hasta que un día decidimos hablar con el dueño del terreno dónde vivía Julieta. Por suerte, pudimos hacerle entender que si Julieta no recibía atención veterinaria urgente moriría. Con pena pudimos comprobar que Julieta había parido vez tras vez con el único propósito de robarle a sus pequeños, hasta que en su último parto su leche no se corto por haberle quitado a sus hijos tan pronto.

Fuimos a por Julieta, vimos el cuarto con sangre donde degollaban los corderos, vimos a sus otros compañeros por los que no pudimos hacer nada, subimos a Julieta al vehículo y fuimos directamente al hospital veterinario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por suerte para Julieta su mamitis no requirió una cirugía de urgencia.

Si la leche de sus ubres se hubiera infectado, lo que temíamos en un primer momento tendríamos que haber sometido a Julieta a una peligrosa operación en el que se le hubieran amputado sus ubres. Por suerte para ella, después de vaciarle todo el contenido y someterse a un tratamiento intramamario antibiótico su estado mejoró considerablemente.

 

Julieta es una dulce oveja. Nunca culpó a quién la robaba a sus hijos, ante nosotros y con lágrimas y una inmensa tristeza pudimos comprobar como buscaba a quién la explotó durante años al escuchar su voz a través de la valla.

Julieta era su antiguo nombre y es lo único que ha conservado de su antigua vida. Julieta ganó su vida, ganó dignidad con sólo cruzar una puerta.

Pero la historia de Julieta no termina aquí. Al tiempo de llegar al santuario pudimos comprobar que Julieta estaba embarazada. Una inmensa alegría nos recorrió.

Esos corderos que estaban destinados a morir para formar parte de un plato nacerían libres en Wings of Heart.

Aquí puedes ver el vídeo de los hijos de Julieta con su madre:

 

En su momento no lo sabíamos, pero habíamos salvado tres vidas. La de Julieta y la de sus tiernos hijos: Susie y Malcolm.

Ellos nunca se separarán, vivirán untos como a todas las ovejas les gusta estar, con sus seres queridos disfrutando del cariño y del respeto.

¡Cambia una vida! ¡Apadrina a Julieta hoy!

Al apadrinar a Julieta, no sólo estás asegurando el cuidado continuo de Julieta por el resto de su vida, sino que también nos estás ayudando a asegurar que otros animales que nos necesiten puedan ser rescatados y tener una segunda oportunidad. Como una pequeña muestra de nuestro agradecimiento, te enviaremos un certificado electrónico para reconocer tu apoyo. Si deseas apadrinar a Julieta en nombre de otra persona, simplemente envíanos un correo electrónico a apadriname@wingsofheart.org y nos aseguraremos de que el certificado se haga a nombre de la persona que elijas.

En nombre de Julieta y toda la familia de Wings of Heart Sanctuary, gracias.

Sponsorship Options

3 Responses to Julieta

  1. Sus publicaciones contribuyeron en mi iniciación al vegetarianismo. No puedo aportar económicamente porque soy una inmigrante ilegal totalmente abandonada por el sistema… Espero tener plata si, para ir a llenarme de esa energía tan linda y contactar co,,n todos, Eneco, Sergio, Javi, Julieta y Uds.
    Un abrazo

  2. Es una historia de mucho sufrimiento .pero por suerte para Juliette encontro una puerta hacia la felicidad mil Gracias por el estupendo cariño y cudado por los animales .Me alegra mucho ver a Juliette con sus preciosos hijos que han nacido en libertat .estoy emocionada .mucho cariño

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website